La gasificación consiste en un proceso de descomposición térmica de la biomasa en una atmósfera pobre de oxígeno.

Ya se trate de instalar un apoyo a calefacción o una calefacción completa, Esaferal cuenta con un programa completo de calefacción con leña. La instalación de una caldera de gasificación es una buena decisión tanto desde el punto de vista económico como medioambiental. Entre sus numerosas ventajas se encuentran su gran fiabilidad, su larga vida útil, y una producción de A.C.S. (agua cliente sanitaria) muy confortable.

Otros aspectos positivos que no deben subestimarse son la gran independencia del gasóleo y el gas que nos ofrece esta opción, y el ahorro de costes gracias a un uso muy eficiente de la energía. Además, no hay que olvidar las atractivas subvenciones de los programas de financiación de las Comunidades Autónomas que favorecen la renovación. 

Ventajas:

  • Versatilidad en la valorización del residuo, ya que se puede aprovechar la energía que contiene en forma de calor, electricidad o como gas de síntesis para la obtención de productos químicos.
  • Buen rendimiento eléctrico, en el caso de que esa sea la vía más adecuada para el aprovechamiento del residuo.
  • Menor impacto ambiental.